Cómo conseguir financiación para tu Startup

A todos nos encantaría tener millones en nuestro banco para dar rienda suelta a nuestra idea de negocio; y aunque hay algunos afortunados que lo pueden hacer, la realidad es que no todos tenemos la misma suerte. Si tienes una excelente idea de negocio, ya probaste su viabilidad y tienes todo para triunfar en el mercado, el siguiente paso es conseguir financiación para tu startup.

5 Maneras de conseguir financiación para tu startup

Lo ideal sería que pudieras disponer de tus propios ahorros para darle cuerpo al emprendimiento, pero si ya diste lo que tenías o no tienes ahorros, sigue leyendo y descubre las opciones que hay para encontrar financiación para tu startup.

Obtener un crédito por parte de entidades bancarias

Es la primera opción en la que se piensa cuando se quiere conseguir financiación para tu startup. El problema es que, si la empresa apenas está recién constituida o ya está dando ganancias, pero no suficientes, no hay forma de demostrar a la entidad bancaria que el negocio cuenta con un ROI positivo y que dará ganancias para pagar el crédito acorde a los plazos puestos por el banco.

 

De modo que, el banco no es la mejor opción para una idea de negocio que está dando sus primeros pasos. Claro, existe la excepción de la regla y habrá emprendedores que consigan una financiación para su negocio. Todo depende del país en el que pretendes emprender.

 

Crea una sociedad o fideicomiso

No tienes el dinero, pero sí tienes un bien de valor. Por ejemplo: deseas montar un lavadero de coches (muy a lo Breaking Bad) y lo único que tienes es el espacio o terreno para montarlo. Entonces, este tipo de sociedad consiste en buscar personas que, al igual que tú, tengan un recurso que permita montar el negocio. Por ejemplo; puedes asociarte con un contratista para que construya el lugar, con la persona que tiene las máquinas para lavar los coches, etc.

 

Entonces, dependiendo del montante de la inversión de cada uno, se distribuye el porcentaje de las utilidades. Es una forma creativa de conseguir financiación para tu startup diferente, interactiva y de no acudir al banco.

 

Cómo conseguir financiación para tu Startup

 

Unirse a una aceleradora o incubadora

Las aceleradoras e incubadoras son un medio ideal para conseguir financiación para tu startup. Éstas prestan sus instalaciones, recursos, contactos, mentorías  y muchas otras cosas más, hasta que el proyecto esté establecido en el mercado.

 

Las incubadoras o aceleradoras, por lo general, disponen de un capital semilla a fin de que el emprendimiento dé sus primeros pasos, o al menos, hasta que la idea de negocio tome cuerpo.

 

El problema es que las aceleradoras “adoptan” solo los proyectos que tiene posibilidades reales de volverse rentables una vez que se desarrolle la idea. Es decir, que para que puedas lograr unirte a una de ellas, debes establecer muy bien de qué trata el negocio y, sobre todo, los números que demuestran la rentabilidad de la idea.

 

Apegarte al Bootstrapping

Tiene que ver con lo que mencionamos al principio; trabajar en tu emprendimiento conforme a tus propios ahorros. Con este método no te comprometes con nadie más, sino contigo mismo.

 

El problema de aplicar Bootstrapping es que tu emprendimiento tendrá un crecimiento un tanto lento. Ahora bien, si piensas en crear una pequeña agencia de asesoramiento, es una opción viable, porque puedes ir trabajando de manera freelance hasta constituir una pequeña empresa.

 

Por ejemplo: imaginemos que eres especialista en en Social Media, durante mucho tiempo estuviste trabajando para grandes empresas de tu país. Pero ahora, con todo el conocimiento que has adquirido, te sientes capaz de montar tu propia empresa para manejar las cuentas de otros negocios. Entonces, como no tienes el capital para montar una agencia física (por ahora), puedes ir trabajando de forma independiente y subcontratando personas que te ayuden a la administración de las Redes Sociales de los clientes.

 

Es decir, el Bootstrapping consiste en iniciar tu idea de negocio ajustado a los recursos que tienes al momento. Si por ahora lo que tienes es tu conocimiento, empieza a conquistar clientes y a medida que vas mostrando tu experiencia y valía, vas consiguiendo más clientes.

 

Aliarse con socios

Es otra de las opciones más viables cuando se trata de conseguir financiación para tu startup. Se trata de asociarse con amigos, familiares o conocidos, con suficiente capital para invertir en el proyecto y compartirse las ganancias acorde a la inversión inicial del socio o con previo acuerdo por las partes.

 

Lo más correcto es que el socio reciba el mismo porcentaje que aportó al inicio del proyecto, es una forma muy parecida a la que se mencionó anteriormente (sociedad o fideicomiso), solo que esta vez el socio no aporta recursos físicos, sino dinero.

 

Conseguir financiación para tu startup es un asunto que debe aprender a manejarse con cuidado y con sentido estratégico; no basta con tener una idea de negocio buena, original o nunca antes vista, hay que aprender a demostrar números; que a su vez comprueben que la startup será sostenible en el tiempo.

Todo eso se puede incluir en un plan de negocios, en el que además, debe incluirse aspectos básicos como por ejemplo: descripción de la empresa, estudio de mercado, descripción del producto o servicio, Plan de Marketing, etc. Es decir, es un documento esencial para conseguir financiación bien sea mediante inversores independientes, socios o incubadoras.

 

Así que antes de buscar financiación, averigua cómo crear un plan de negocios a fin de mostrar que tu idea es buena y rentable.

 

Emanuel Olivier Peralta

Founder & CEO en Genwords