Llevamos ya un tiempo hablando del verano y las vacaciones, incluso en un artículo anterior comentamos cómo disfrutar el verano sin sentirte como una oveja.

Pero también es cierto que no todos tenemos la suerte de poder disfrutar de unas plenas vacaciones de verano y somos muchas personas las que durante estos meses tenemos que trabajar en verano mientras otros disfrutan del sol, la playa y la fiesta en los chiringuitos.

En un principio y el sentimiento más lógico es que nos corroa la envidia y no paremos de lamentarnos por nuestra mala suerte pensando en lo bien que estará Maripuri jugando al bingo en la playa o Paquito de fiesta todos los días hasta el amanecer.

Pero si lo pensamos mejor y dejamos de lado todos esos sentimientos de ¡quiero estar como tú! Podemos ver que trabajar durante los meses de verano tiene sus ventajas. En este artículo vamos a enumerarte 5 ventajas de trabajar en verano pero seguro que existen muchas más.

El tráfico rodado

¿No es una gozada descubrir que desde tu casa al trabajo se tarda 15 minutos en coche cuando en otra épocas del año tardas hora y media? ¿No te da hasta un pequeño escalofrío cuando accedes a tu vagón del metro y tan sólo hay una señora mirándote fijamente cuando a diario tienes que coger carrerilla para poder entrar en el vagón?

Esta es una de las primeras cosas que se aprecian cuando todos están de vacaciones, puedes deambular por la ciudad a primera hora como si fuera tuya, incluso en las grandes ciudades costeras, te encontrarás una gran calma aunque estén repletas de turistas y veraneantes, ya que a esas horas estarán todos durmiendo los mojitos que se tomaron la noche anterior.

 

la ciudad vacia a hora punta - trabajar en verano

 

Tranquilidad en el trabajo

¿No es un lujo llegar a trabajar y no encontrarte con ninguno de tus jefes, o no tener que reírle las gracias a Antoñita de personal por estar todos de vacaciones? Trabajar en verano te da una oportunidad para desarrollarte laboralmente.

Sentirás una mayor libertad, tendrás tiempo para poner al día asuntos pendientes que nunca actualizas debido a la rutina del día a día, e incluso es una gran oportunidad para charlar y conocer mejor a otros compañeros que como tú se encuentran trabajando también en verano, pudiendo crear nuevos lazos y la gran familia de los “pringaos” en verano.

Trabaja comodo - trabajando en verano

Ahorras en tu economía doméstica

Durante los meses de verano hace calor, muuucho calor, si estuvieras de vacaciones estarías todo el día en casa con el aire acondicionado a pleno funcionamiento. En cambio si estás trabajando disfrutarás de una temperatura agradable durante gran parte del día sin tener que desembolsar un solo céntimo de euro.

ahorra trabajando en verano

 

Vacaciones sin ser una oveja

¿Te has parado a pensar que cuando todos vuelvan de vacaciones te tocará a ti disfrutar de las tuyas? Eso es lo mejor de trabajar en verano y una de las ventajas que hace que merezca la pena todo este sacrificio. No sólo ver la cara de envidia de tus compañeros ese día de digas “nos vemos en tres semanas” y estén todos estresados al borde de un colapso. Sino que también disfrutar de tus vacaciones fuera de temporada alta tiene unas ventajas impresionantes, puedes viajar y descubrir nuevos destinos a mejores precios y sin saturaciones, hay meses en los que puedes disfrutar de la playa y sentirte un Robinson Crusoe o incluso puedes aventurarte y explorar destinos de otoño e invierno que seguro que te dejarán boquiabierto.

playas para ti - trabajar en verano

 

Disfruta del verano aunque sea trabajando

Las tarde noche de verano son muy agradables ¿Quién te ha dicho que no puedes disfrutarlas? No te deprimas por tener que trabajar al día siguiente, no podrás acostarte cuando salgan los primeros rayos de sol pero eso no te impide que también puedas disfrutar del verano.

Durante estos meses hay numerosas actividades, conciertos, espectáculos y es muy agradable cenar y tomar una copa en una terraza al aire libre.

disfruta actividades trabajando en verano

 

Nadie te impide de disfrutes de todo ello, organízate bien y comienza a disfrutar de todas esas actividades, al finalno habrás perdido para nada el tiempo y te sentirás orgulloso por pertenecer a esa casta especial y exclusiva de los que trabajamos en verano, dejando a todos los demás disfrutar de sus vacaciones ahora, pudiendo disfrutar de innumerables ventajas que te harán no desear nunca más tener vacaciones en verano, salvo que te toque la primitiva, pero eso es ya otro cantar.

Esperamos que te hayan gustado nuestros consejos para descubrir las ventajas que conlleva trabajar en verano. Esperamos que te haya gustado el artículo y si estás trabajando en estos momentos ¡ánimo compañero! Que ya te queda menos para disfrutar de las mejores vacaciones posibles.

¡Hasta la próxima!