La realidad aumentada, aplicaciones

En un artículo anterior hablamos sobre el origen y la definición de la realidad aumentada y analizamos el potencial que tiene esta tecnología que está irrumpiendo en los medios de comunicación constantemente y que de tener éxito los prototipos en los que actualmente están trabajando las grandes empresas tecnológicas, va a ser una tecnologías que va a dar mucho juego y mucho que hablar.

Sin darnos cuenta la realidad aumentada pasará a formar parte de nuestras vidas diarias en el momento que menos nos lo esperemos.

 

La realidad aumentada puede suponer un cambio trascendente en las formas de aprender y de enseñar en las aulas y fuera de ellas. 

Las aplicaciones de esta tecnología son múltiples, tanto desde el mundo del entretenimiento, hasta ayudar y complementar el trabajo científico, mecánico e incluso en la medicina.

Por supuesto la realidad aumentada tiene importantes aplicaciones en el turismo y también podemos encontrar interesantes aplicaciones de la realidad aumentada en la educación.

En este artículo vamos a pararnos a analizar cómo esta tecnología puede suponer un cambio en las formas de aprender, de enseñar y de descubrir la historia, la ciencia y nuestro pasado.

La realidad aumentada en la educación

Si buscamos en Google “realidad aumentada aplicaciones” nos encontraremos con un listado de artículos con las mejores aplicaciones para dispositivos móviles de realidad aumentada que existen o que nos sugieren.

Hoy en día no encontramos muchas aplicaciones de realidad aumentada para la educación cuando el potencial es inmenso 

 

Analizando esos artículos podemos ver que la mayoría son aplicaciones para ayudarnos a encontrar sitios e información cuando nos desplazamos por una ciudad. Éstas  nos facilitan la vida cuando andamos perdidos pero no encontramos muchas aplicaciones de realidad aumentada en la educación cuando el potencial que esta tecnología tiene para el ámbito educativo es inmenso.

Una nueva forma de aprendizaje

La realidad aumentada supone una nueva forma de aprender para niños y mayores.

Esta tecnología tiene el inmenso potencial de permitir que el alumno pueda ver con sus propios ojos cómo funciona el cuerpo humano con tan sólo enfocar con un dispositivo o con unas gafas de realidad aumentada, un maniquí o una imagen del cuerpo humano. Pudiendo observar los latidos del corazón, la circulación de la sangre y la localización de los diversos órganos.

Igualmente los estudiantes de arte podrían ver delante de ellos mismos el alzado de cualquier edificio pudiendo interactuar con ellos y mejorando su comprensión sobre los diferentes estilos arquitectónicos.

Tan sólo hemos puesto dos ejemplos, pero podríamos poner cientos de ejemplos del uso de la tecnología de realidad aumentada aplicada a la educación.

estudiando el cuerpo humano realidad aumentada en educacion

Aprender jugando

Tanto el empleo de la realidad virtual como de la realidad aumentada en la educación suponen un complemento magnífico para los docentes a la hora de enseñar y educar a sus alumnos.

Además, la propia esencia de esta tecnología, donde se interactúa y donde se visualizan elementos y personajes sobre la propia realidad que nos rodea, hace que resulte muy atractiva y que despierte el interés de los alumnos, incrementando su motivación, dando la sensación más de estar jugando que de estar estudiando y aprendiendo.

Aprender viviendo la historia con la realidad aumentada

¿Qué tal sería que al visitar la catedral de Sevilla pudiéramos ver a los maestros canteros tallando y trabajando sobre sus piedras, o al asomarnos a la bahía de Cádiz ver la flota hispano-francesa partiendo hacia la batalla de Trafalgar?

La realidad aumentada es una tecnología que nos permite soñar con el pasado, supone crear pequeñas cápsula del tiempo en las que en vez de viajar nosotros al pasado, el pasado viaja hacia nuestro momento. Siendo una magnífica manera de descubrir y de conocer los hechos que han marcado la historia de cada lugar.

Guideo aprendiendo la historia y educando con realidad aumentada

 

Aprender viendo y tocando

Aunque los elementos en realidad aumentada no son reales y no se pueden coger ni tocar, esta tecnología si permite interactuar con ellos pudiendo simular que estamos cogiendo un elemento y realizando una operación.

Así por ejemplo podemos coger una pala y excavar en un lugar concreto para encontrar un yacimiento prehistórico, o simular coger un bisturí para realizar una disección de un órgano y ver cómo es por dentro.

De esta manera, interactuando en primera persona la realidad aumentada sería un gran aporte para el aprendizaje y la educación.

aprender tocando con realidad aumentada aplicada a la educacion

 

Realidad aumentada para la educación de todos

La tecnología de realidad aumentada puede aplicarse para todo tipo de educación. Tanto para escolares como para mayores, tanto para expertos como para curiosos. Es una tecnología que aplicada sabiamente sobre la educación permitirá obtener unos resultados impresionantes.

Con la realidad aumentada se puede acercar a personas con limitaciones lugares inaccesibles para ellos o incluso tratar trastornos y fobias. 

 

Además con ella se podrán hacer más accesible lugares restringidos a personas con algún tipo de limitación física e incluso se podrán tratar miedos y fobias para mejorar la calidad de vida de las personas.

Dónde se podría aplicar la realidad aumentada en la educación

La realidad aumentada aplicada a la educación podríamos encontrarla en:

Aulas

De cualquier tipo, donde el alumno pueda ver y aprender de una forma mucho más clara, directa y en tres dimensiones cuestiones que sobre las páginas de un libro cuestan trabajo comprender

Aplicaciones históricas y rutas

Pasear por las calles de tu ciudad no será lo mismo si lo haces con una aplicación con contenidos en realidad aumentada orientados a la educación donde en determinados puntos y enclaves puedas contemplar escenas y personajes que marcaran la historia de ese rincón.

Museos

Los museos son lugares vitales donde aplicar la tecnología de realidad aumentada sobre la educación, y no sólo se limitaría a museos de ciencia y tecnología sino que incluso es más interesante llevar esta tecnología a las pinacotecas y museos arqueológicos donde el visitante pueda ver cómo eran realmente esos yacimientos, las piezas completas de las que solo vemos unos fragmentos o conocer la historia de encierran los lienzos o de los artistas que los pintaron.

mascara tutankamon ejemplo de realidad aumentada en museos

 

En definitiva, la realidad aumentada y la realidad virtual son dos tecnologías que, aparte de ayudarnos a encontrar el restaurante que estamos buscando o de permitirnos jugar con una mayor realidad, tienen unas aplicaciones impresionantes para el ámbito de la educación, la cultura y la formación.

Si te ha gustado, te agradeceríamos que compartieras el artículo con tus amigos, familiares y en tus redes sociales y estaríamos encantados de que te suscribieras a nuestro blog para recibir puntualmente cada una de nuestras publicaciones. ¡Hasta la próxima!