Síndrome postvacacional en qué consiste y cómo superarlo

 

Siempre cuesta un poco de trabajo la vuelta la rutina, después de un periodo de descanso y desconexión a todos nos cuesta volver a ponernos las pilas y estar al cien por cien. Esta etapa que en principio es algo común y normal para todos los mortales está catalogada como el Síndrome postvacacional, con una serie de características y síntomas concretos.

En el mes de Septiembre se produce la vuelta a la rutina y al trabajo de miles de personas tras sus vacaciones lo que provoca un aumento masivo de personas que pueden verse afectadas por este síndrome.

sindrome postvacaional

Es importante determinar las circunstancias y síntomas que se producen cuando se da esta situación de cambio brusco que hace que pasemos del descaso a la actividad y del reposo mental a la concentración y actividad mental. Algunos de los síntomas del Síndrome Post vacacional que podemos sufrir están asociados tanto a lo físico como a lo psíquico: cansancio, sueño, fatiga, falta de concentración, tristeza, mal humor, irritabilidad, estrés.

business-19156 1280

Para solventar esta situación de tránsito proponemos una serie de consejos básicos que pueden ayudar a prevenir o paliar el síndrome y hacer más llevadera nuestra vuelta al trabajo.

  1. El síndrome suele producirse durante las primeras semanas de incorporación al trabajo y desaparece en cuanto nuestra mente y organismo se organizan y se acostumbran a la vuelta a la actividad.
  2. Es importante haber sido previsor y no dejar para la vuelta gran cantidad de trabajo (aunque esto dependerá del puesto de trabajo y donde se trabaje), lo que te permitirá trazar pequeños objetivos y avanzar más tranquilamente, al menos los primeros días.Organización
  3. Volver a hábitos saludables. Durante el periodo vacacional nos hemos permitido pecar más a menudo y pasarnos a veces con la comida o con algunos caprichos, a veces también hemos rebajado el nivel de deporte y actividad física que realizamos normalmente. Un buen objetivo será el ponernos al día y volver a la dieta sana y a realizar ejercicio, esto nos ayudará a entrar de nuevo en nuestra rutina con mayor motivación y encontrándonos mejor reduciendo el estrés provocado por la vuelta al trabajo.  
  4. No abandones hábitos sociales. Si la vuelta la asociamos con la vuelta a la rutina en todos los aspectos el síndrome y la adaptación será más brusca. Septiembre sigue siendo una buena época para salir, reunirse con amigos y no despegarse aún del verano. También es buen momento para hacer balance y empezar a programar los viajes del año que viene o algunos fines de semana para hacer escapadas.  Esto nos ayudará a estar motivados y a no romper bruscamente con tu entorno.
  5. Nuevos retos. Es un buen momento para proponernos nuevos retos y actividades, comienza el curso escolar y universitario y podemos proponernos nuevos retos con cursos, clases, actividades. Igual es un buen momento para proponernos ese curso de pintura o de fotografía, para ponernos las pilas con los idiomas o para ponernos en forma y perder esos kilos de más.Pizarra
  6. Retomar horarios. Es importante que cuanto más se acerque la incorporación de nuevo a la rutina laboral vayamos de nuevo cambiando y adaptando nuestros horarios. Es bastante normal que durante estos días hayamos perdido los hábitos y hayamos trasnochado o comido y cenado a la hora que nos ha apetecido pero sería importante que fuéramos recuperando esos hábitos de sueño y comidas para una mejor adaptación.