Cerramos con este segundo artículo el resumen del Seminario de Innovación Hotelera sobre millennials y economía colaborativa, celebrado el pasado tres de marzo en Vejer, impartido por Fernando Gallardo.

En esta segunda parte tratamos el cambio de modelo productivo que se está produciendo en el sector turístico debido a la irrupción de la economía colaborativa y a la revolución tecnológica.

El cuarto sector: el conocimiento.

Fernando Gallardo considera que los millennials generarán empleo en Andalucía. Esta comunidad es idónea para los trabajadores del futuro, pues, entiende, que desde el caos es más fácil crear y la creatividad será el motor de este nuevo modelo productivo. Un ejemplo es la robótica de software andaluza, la más avanzada de España.

conocimiento viajes economia colaborativa cuarto sector

Para ello es necesario un cambio de mentalidad. No hay que generar industria, cada vez se comprarán menos coches. Los coches autónomos serán masivos en pocos años y se compartirán ya que serán más caros. Hay que generar conocimiento.

Está naciendo el cuarto sector económico, el del conocimiento. Las empresas más importantes están comenzando a ser las tecnológicas, producen conocimiento y su mercado es el mundo.

La revolución de las infofacturas en la sociedad digital.

Si la II Revolución Industrial vino de la mano de las manufacturas, la tercera llegará con las infofacturas, no se van fabricar cosas, se van a imprimir. Estamos pasando de vivir en una sociedad analógica a hacerlo en una digital dónde todo es información, con intermediarios tecnológicos, mercados globales y trabajo cada vez más autónomo.

La robótica, tanto la androide como la de software, va a transformar el mercado laboral. El trabajo humano se ceñirá exclusivamente a las tareas creativas. La privacidad, la seguridad y la escasez económica darán paso a la transparencia, la libertad y la abundancia.

economia colaborativa sociedad digital turismo

24/7/365. Hay que estar permanentemente conectados. Mientras es de noche en nuestra casa, es de día en Australia, siempre habrá una parte de tu mercado que estará abierto y gente dispuesta aprovecharlo. Cerrar por las  noches o descansar los domingos perderán sentido.

¿Qué es la economía colaborativa?

Ya practicamos economía colaborativa desde hace años sin darnos cuenta, el simple hecho de vivir de alquiler puede ser un ejemplo de ello.

La economía colaborativa no es sustitutoria, sino complementaria. Sólo va a sustituir a lo que es económicamente ineficiente, ya que genera beneficios con recursos que aún no habían sido puestos en valor. Es básicamente un cambio de modelo de negocio, como tantos otros que vendrán. El negocio del presente no servirá en el futuro. Hay que reinventarse continuamente.

economía colaborativa oportunidad cambio transformarse adaptarse

Gracias a la revolución digital la economía colaborativa se expande a la velocidad de luz, ya hay en el mundo 2.500 millones de trabajadores colaborativos, o lo que es lo mismo 2.500 millones de competidores para las empresas turísticas tradicionales. En unos años las empresas tecnológicas dominarán el negocio turístico.

El ejemplo de Airbnb.

Airbnb ofrece casi dos millones de alojamientos en todo el mundo en 34.000 ciudades repartidas en 192 países. Números que la hacían lideran el sector del alojamiento hasta que Marriot absorbió Starwood Hotels, pero todo indica que pronto volverá al primer puesto.

En sus anuncios apenas salen casas y camas, no vende un lugar dónde pasar la noche, vende experiencias e historias que compartir. Sus usuarios realizan estancias medias más largas, 5 noches frente a las 2,8 noches de los hoteles tradicionales.

economía colaborativa alojamiento compartir airbnb

Además es toda una experiencia social. La mayoría de los propietarios viven en el mismo lugar que alquilan, por lo que la integración con la población local es inmediata. Como muestra de ello la mitad del gasto que realizan los usuarios repercute en el barrio dónde se encuentra el alojamiento. Se produce un sentimiento de pertenencia que la hotelería tradicional nunca ha sabido solucionar.

Airbnb tiene una plataforma de apoyo al anfitrión, les está enseñando a ser hoteleros, y supone una importante ayuda al mantenimiento de la vivienda. Una gran ventaja para este tipo de empresas es el Big Data que maneja, tiene monitorizados a millones de usuarios en todo el mundo.

Hoteles multimodales: flexibles y tecnológicos.

En el futuro es necesario que los hoteles tradicionales se adapten. Difuminar el concepto de hotel y reestructurar espacios para que no estén desaprovechados.

El contacto humano y fomentar la experiencia local serán esenciales para sus usuarios. Ofrecerles productos locales puede ser el punto de partida para que los viajeros vivan una experiencia diferente. Primordial será que realicen una actualización tecnológica y una optimización de recursos que les permita reducir costes.

hoteles futuro economía colaborativa multimodal

Los hoteles tenderán a ser multimodales, integrarán las habitaciones tradicionales con suites y apartamentos. No tendrán que ceñirse a los límites del edificio, bajo una misma unidad de negocio  pueden gestionarse varios equipamientos (hotel, restaurantes, viviendas, gimnasio, etc.) que se encuentren en una misma calle.

¿Cambio de modelo o amenaza?

No se debe ver a la economía colaborativa como un enemigo de la hotelería, sino como una oportunidad de transformarse y crecer adaptándose a su modelo.

El turismo colaborativo, de la mano de la revolución tecnológica, ha comenzado a cambiar el sector del turismo, pero no es una amenaza, es un cambio de modelo que se adapta a las necesidades del viajero: Vivir es compartir.

economía colaborativa compartir experiencias

Resumen
Fecha de publicación
Nombre
La economía colaborativa, hacia un nuevo modelo de negocio
Valoración
51star1star1star1star1star