El mundo del blogging tiene dos partes bien diferenciadas: la creación de contenido y cómo posicionar tu blog con SEO.

Lo primero siempre es una tarea a la que tenemos que dedicar un tiempo para sentarnos a valorar de qué vamos a escribir y cuándo, sobre todo el cuándo. No es lo mismo crear contenido a diario que hacerlo una o dos veces por semana, ¿verdad?

Cómo posicionar tu blog con SEO

Posiciona tu blog con SEO

Una vez que ya tenemos claros estos conceptos, vamos a hablar de cómo posicionar tu blog con SEO. Nos referimos, claro está, a ayudar a Google a encontrar tu blog y el contenido que en él se muestra. Si te lanzaste a la apasionante aventura, como decíamos en este post, ya conocerás algunos truquillos para que la gente lo vea y te encuentre. Si no lo has hecho y quieres saberlo, o simplemente recordarlo, sigue leyendo que esto te va a interesar. Te vamos a dejar 5 consejos para posicionar blog con SEO.

Crear una landing page atractiva.

Primero, debemos crear una landing page (o página de aterrizaje) útil y visualmente atractiva, ya que es donde llegarán las visitas de los motores de búsqueda. Tiene que existir coherencia entre la landing page y el blog para ayudar a posicionarnos dentro de un sector. Por ello es muy importante la concordancia entre las keywords a posicionar, la landing page y el tema en el que nos queremos posicionar.

 

Qué temática elegir.

Para elegir la temática de un post y, por extensión del blog, debemos pensar en nuestros gustos. ¿Qué nos gusta?, ¿qué se nos da bien y qué no? Esto siempre es delicado, ya que nos puede encantar un tema que no tenga mucha repercusión y la gente no quiera leer sobre ello, por eso es importante encontrar el equilibrio entre nuestros gustos y lo que buscan los lectores. Si necesitas un poco de ayuda para saber qué buscan, te recomendamos usar herramientas como Google Trends, Trendsmap o usar algún agregador de noticias como Feedly. También es interesante echar un ojo a la sección de ebooks de Amazon.

 

Qué PALABRAS CLAVE usar.

Una vez que tengamos claro sobre qué escribir, necesitamos saber qué palabras clave usar para que las arañas de Google encuentren tu blog y, por extensión, tu post. Para esto, te recomendamos usar herramientas que nos sugieran palabras clave y así facilitarnos un poco la tarea. Las más usadas son Keyword Planner Tool de Google (¡cómo no!), Ubbersuggest, Soovle y, aunque no sea una herramienta oficial, te aconsejamos probar el Google Auto Suggest. Es sencillísimo: ve a Google y empieza a escribir la palabra clave que desees analizar y aparecerá una lista de palabras que la gente busca con más asiduidad.

Una vez que tengamos una lista con palabras clave, puedes anotarlas junto con el volumen de búsquedas previsto que nos da cada una de las herramientas y así tenerlo más a mano cuando te pongas a escribir.

 

Qué hace la COMPETENCIA.

Ahora viene la parte que puede resultar más tediosa: comprobar qué está haciendo la competencia. A la hora de revisar los artículos de tus competidores se pueden tomar dos caminos: si hay artículos escritos, analiza el contenido para aportar valor y tu toque personal. Por otro lado, si no hay artículos previos, tienes una ventaja a la hora de posicionar tu blog. La situamos en tercer lugar porque si escribes el post entero y después “espías” a la competencia puede hayan escrito algo parecido a lo tuyo y eso no sienta nada bien.

Este punto se puede llevar a cabo mediante dos estrategias: usando herramientas o bicheando los contenidos que nuestros competidores lanzan en su web, redes sociales, canal de YouTube, etc. Te recomendamos la segunda porque, a pesar de haber probado alguna herramienta “de espionaje”, no nos convence del todo. Además, si echas un ojo a los contenidos de la competencia, puedes sacar buenas ideas para el futuro, ¿no?

 

¡A escribir!

Esto es lo más lógico. Escribe. Reescribe y vuelve a escribir. Hazlo de manera natural sin agobiarte con las palabras clave (eso ya vendrá después). Usa expresiones fáciles de comprender, no intentes explicar un concepto  con florituras, vueltas y desvaríos, ve al grano y sé conciso. Y sobre todo, lee mucho. Para saber escribir hay que saber leer. Hazte con libros de todas las temáticas que te gusten y empieza a analizar la escritura del autor. Por ejemplo Perez-Reverte escribe increíblemente bien pero es detallista en exceso.

Otro punto a tener en cuenta a la hora de escribir es el lenguaje y el tono que vas a usar para posicionar tu blog. Es importante que elijas uno que te salga de manera natural ya que todos los posts, o la mayoría, lo contendrán.

Por último, demuestra que sabes de lo que hablas. No es lo mismo gestionar un blog de un tema que te apasione que otro de un tema que desconozcas. Es necesario que seas medianamente experto del tema que hables y, si no, haz un pequeño estudio previo y cuenta qué has aprendido. Además, si conoces el tema sobre el que escribes, el post saldrá más largo y Google lo entenderá como mejor trabajado, factor que ayuda al posicionamiento de tu blog.

 

Trucos SEO ON PAGE para tu posicionar blog.

Una vez que ya has escrito el post de la temática que te gusta, usado palabras clave para posicionarlo y bicheado a la competencia, lo que viene ahora te ayudará a darle ese toque que a Google tantísimo le gusta: el posicionamiento SEO. Utilizaremos una estrategia de SEO On Page, que es la que podemos hacer sobre nuestra propia web, para

Cómo posicionar tu blog con SEO

SEO para posicionar tu blog

optimizar al máximo los recursos disponibles y que repercuta positivamente en el posicionamiento orgánico de nuestro post. Algunos factores a tener en cuenta son, por ejemplo, implementar un tiempo de carga rápido, disponer de contenido indexado (esto significa que ya esté rastreado y que Google ya lo tiene en cuenta para el posicionamiento), respetar una estructura cuidada y, sobre todo, aportar contenidos originales y relevantes.

Por entrar un poco más en materia a la hora de hablar de trucos SEO On Page para posicionar tu blog.

  • El título del artículo DEBE contener las palabras clave seleccionadas.
  • La URL del artículo debe ser amigable, concisa en la medida de lo posible y con las palabras clave seleccionadas. Es recomendable que no tenga artículos ni preposiciones para que la url sea más significativa.
  • Usa negritas. Sirven para dar más importancia a los términos que elijas.
  • Estructura de encabezados H. O lo que es lo mismo, H1-H2-H3-H4. Sigue el orden y atento a cada etiqueta. Por ejemplo, la H1 debe ser única en el artículo y si se repite, estaremos dejando de optimizar en términos de SEO. H2 completa a H1 y es recomendable que contenga alguna palabra clave para que la primera logre más potencia y notoriedad. Haz una estructura lógica del documento, así facilitarás la lectura a los robots para que indexen tu contenido.
  • Si añadimos imágenes, que estén optimizadas y tengan todos sus atributos html definidos, como el título, la descripción o la etiqueta “alt”.
  • Usa etiquetas, ayudan a categorizar una palabra clave y sirven para tenerlo todo más ordenado.
  • No olvides la metadescription. Ayuda a que la gente haga clic en nuestro artículo. Intenta introducir palabras claves también aquí. Su funcionalidad se basa en dar una descripción al documento. En ella, debemos aprovechar los 160 caracteres que mostrará Google en los SERP. Debe ser atractiva para fomentar que los usuarios quieran acceder a nuestro documento. Si no rellenamos la etiqueta, el motor de búsqueda seleccionará los 160 caracteres del comienzo de nuestro artículo.

Como última recomendación: es importante precisar que el SEO no es algo que funcione de un día para otro, por lo que te aconsejamos trabajar en él lo antes posible y sin volverse loco con los puestos en los buscadores durante los primeros meses.

Tienes que pensar cómo hacer más fácil la navegación de buscadores, pero también la de los usuarios y centrarte en un tráfico más de calidad que de cantidad.

 

Y, como siempre, si tienes alguna pregunta, ¡no dudes en consultarnos!