Sevilla es una ciudad que se levanta orgullosa alrededor del río Guadalquivir. Es una ciudad monumental, cuyas calles están repletas de historia y que debe estar en nuestra lista de ciudades imprescindibles por descubrir de España y del mundo. 

Sevilla-guadalquivir

Si te encuentras en Sevilla, ya sea en una visita corta o en una estancia prolongada para disfrutar de la ciudad, entre los lugares que ver en Sevilla, hay rincones que no debes dejar de descubrir, uno de ellos es la plaza del Triunfo

La Plaza del Triunfo. Su historia. 

Este lugar debe su nombre al pequeño templete barroco que podemos contemplar en uno de los estremos de la plaza y que alberga la imagen de la Virgen del Patrocinio. Para conocer su historia tenemos que remontarnos al día 1 de noviembre de 1755 cuando entre las 9:30 y 10:00 horas de la mañana Lisboa sufrió un terremoto de una magnitud en torno a 8 grados de la escala Richter que acabaría por destruir la ciudad y que dejaría sentir sus efectos en Sevilla. 

 epicentro.terremoto.lisboa.1755

En el momento del terremoto, en la catedral de Sevilla se estaba celebrando una misa en honor del día de Todos los Santos. Al comenzar los temblores, las campanas empezaron a tañir por el movimiento y todos los sacerdotes salieron de la Catedral refugiándose en esta plaza donde terminaron sus actos pidiendo auxilio y protección a Nuestra Señora. Levantándose posteriormente este templete en honor a los pocos daños causados por el terremoto en la ciudad. 

templete.triunfo.sevilla

 

Una plaza monumental. Enclave de la UNESCO

La plaza del Triunfo de Sevilla es un enclave imprescindible por estar rodeada y ser punto de acceso de tres de los edificios más importantes y emblemáticos de Sevilla, estando todos ellos declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Estos edificios son: 

La Catedral de Sevilla.

Siendo el mayor templo gótico del mundo y el tercer templo más grande de la cristiandad, cuya torre campanario, la Giralda, es el antiguo alminar de la mezquita sobre la que se levanta la catedral y siendo la torre emblema y símbolo de Sevilla.

catedral.sevilla

Los reales alcázares. 

Justo frente a la catedral de Sevilla nos encontramos con la Puerta del León que da acceso a los reales alcázares, siendo el palacio real aún en uso más antiguo del mundo pues comenzó su construcción en periodo almohade aprovechando unos antiguos restos romanos, y el palacio ha ido creciendo y evolucionando con el paso de los siglos. Aún hoy sigue siendo residencia de los reyes de España cuando éstos hacen estancia en Sevilla. Imprescindible dejarse llevar por la belleza de sus jardines

reales.alcazares.sevilla

El Archivo de Indias. 

Entre la Catedral de Sevilla y los reales alcázares se levanta el edificio del archivo de Indias, quizás el menos conocido de los tres y no por ello el menos importante. Este lugar recopila los documentos sobre la actividad existente entre España y América y Filipinas y contiene información sobre la historia política, económica y social de la época. 

archivo.de.indias.sevilla

El barrio de Santa Cruz. 

Pegado a los reales alcázares se erige el mítico barrio de Santa Cruz, antigua judería de la ciudad, repleto de calles estrechas y tortuosas, plazas llenas de naranjos y rincones únicos que fueron fuente de inspiración para muchos artista y que podrás descubrir de una manera única con nuestras rutas Guideo “Paseo por el barrio de Santa Cruz”

 barrio.santa.cruz.sevilla

Alojamiento cerca de la Plaza del Triunfo

Un buen alojamiento en esta zona, y que nos permitirá acceder a diversas rutas por la ciudad, es el Hotel Casa 1800. Estamos hablando de un Palacio Sevillano que se encuentra muy cerca de esta zona, en pleno barrio de Santa Cruz. Un estupendo lugar desde el que disfrutar de todos los alrededores de la Plaza del Triunfo, además de la gastronomía de la tierra y las comunes tapas, que en esta zona son variadas en cuanto a estilo y precios. 

Experiencia en la Plaza del Triunfo. 

Visitar la plaza del Triunfo de Sevilla es algo imprescindible en una visita a la capital sevillana, y no ya sólo para contemplar y visitar los impresionantes edificios que la rodean, sino también por el ambiente en sí mismo de este lugar.

Sentarse un rato en uno de los bancos de la plaza te permitirá disfrutar de una perfecta sintonía turística multicultural con la cultura andaluza. Al ser un lugar tan importante siempre encontraréis turistas perdidos o admirados que contemplan la ciudad, que transitan entre puestos ambulantes de artesanía y a su vez que interactúan con los cocheros estacionados en la plaza, que empleando el arte y la gracia andaluza intentan persuadirlos para darse un respiro y descubrir la ciudad de una manera romántica y encantadora. 

 coche.caballos.sevilla