El turismo de experiencias es tendencia, no es la primera vez que hablamos de esta nueva manera de viajar y en lo que el viajero busca en un destino. Ya no le vale con ver, quiere vivir, quiere experimentar, mezclarse y fundirse con la cultura y con el entorno que visita.

Dentro de esta línea de turismo de experiencia podemos enmarcar el turismo creativo. Se trata de  otra nueva tendencia,  que conjuga el turismo cultural con el de experiencia permitiendo al usuario vivir la ciudad de una manera inmnersiva, disfrutando de la gastronomía, la cultura, las tradiciones, la lengua, la cultura  pero de una manera activa, por medio de talleres, cursos, clases o participando de las  tradiciones, o en la industria o artesanía  local por ejemplo, permitiendo al visitante conocer la ciudad o el destino a través del aprendizaje y el desarrollo y crecimiento personal.

Curso de cocina

Pero esta tendencia de turismo creativo no es sólo una nueva tendencia relacionada con el turismo experiencial sino que está ligada al destino, a las propias ciudades. La Unesco desde el 2014 ha establecido una red de ciudades creativas a las que cada vez se van uniendo más destinos, con el objetivo de  aunar a las ciudades que buscan el desarrollo local y la sostenibilidad a través de la creatividad y cuyo compromiso pasa por el desarrollo de infraestructuras y estrategias de fomento de la industria cultural y creativa.

Escuela de Ballenato en Valledupar Colombia

 

La unesco establece una serie de criterios y requisitos que deberán cumplir las ciudades y estas se insertarán dentro de una de las categorías que se establecen que son: Literatura, Cine, Música, Artesanía y Arte Popular, Diseño, Arte Digital y Gastronomía.

Algunas de las ciudades que pertenecen a esta red de ciudades creativas designadas por la Unesco son:

Jenjou en Corea en la catagoria de gastronomía, Brazzaville la primera ciudad africana en entrar en pertenecer a esta red designada Ciudad de la

Música, Cracovia ciudad vinculada con la literatura, Fabriano como ciudad de artesanía o Bilbao como ciudad de diseño.

El Turismo creativo es tendencia, lo que nos demuestra este giro  en la Industria turística que busca cada vez más adaptarse a los cada vez más exigentes visitantes, dejando atrás antiguos modelos de turismo, apostando por lo auténtico y genuino de cada destino.