Si practicar deporte es bueno siempre, ¿por qué vamos a dejar de hacerlo en vacaciones?

Es verdad que cuando nos vamos unos días, o semanas, lejos de casa lo que menos nos apetece es llevar una maleta extra con la ropa del gimnasio pero, ¿y si te decimos que que hay deportes para los que no necesitas un gran equipamiento?

Lanzamos una idea: practica yoga en vacaciones.

Yoga en vacaciones

Yoga en vacaciones

El yoga es una filosofía milenaria de vida que mezcla deporte y meditación. Une el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación. Está muy recomendado como terapia en rehabilitación y para prevenir molestias y dolores de espalda o articulaciones.

No se trata solamente de practicar yoga en vacaciones, o en tu día a día; hay que rodearlo de bondades para el cuerpo y la mente como lugares paradisíacos donde desconectar, comida sana y natural para que tu cuerpo disfrute o música relajante para los sentidos. Todo esto te ayudará a relajarte más fácilmente.

 

Por ejemplo, practicar yoga en un sitio cerrado ayuda a eliminar ruidos y

Yoga en vacaciones

Yoga en vacaciones

distracciones externas pero, de vez en cuando, es bueno que lo hagas al aire libre. Lugares para un retiro de estas características hay muchos: una playa apartada de turistas o esa cima de la montaña que tanto te gusta pueden ser espacios perfectos para practicar yoga en vacaciones y conectar con la naturaleza para recargar las pilas poniendo a prueba tu flexibilidad y tu mente (¡porque conseguirlo puedes y lo sabes!).

En un retiro de este tipo, que puede durar desde un fin de semana a una o dos semanas de media, se suelen cuidar los horarios, los descansos, la ropa, el ruido, etc. Siempre hay yoga, pero también puede haber actividades como masajes, proyecciones, paseos, senderismo, avistamiento de animales o talleres de cocina. Una de las empresas que mejor engloba todas estas actividades es Vacaciones Desconecta que, según ellos mismos, te ofrecen unas vacaciones diferentes, naturaleza frente al mar, nuevas amistades, crecimiento personal y un sinfín de técnicas de desconexión en un ambiente diferente y paradisíaco.

Yoga en vacaciones

Yoga en vacaciones

Resumiendo: practica yoga en vacaciones o en tu día a día, solo, en familia o en compañía de amigos, disfruta de todas las posibilidades que te ofrece un deporte que no necesita de un gran equipamiento más allá de ropa cómoda y una esterilla para aislarte del suelo.

 

 

 

 

Puede que te conviertas en prescriptor y la gente se pare a tu lado para hacer yoga, ¿quién sabe?